Servicio Dominical
8 AM | 11 AM | 6:30 PM

Alto y más alto

18/Febrero/2018 - Marcelo Díaz - Dios puede cambiar tu historia

Descargar

 

 

18/Febrero/2018 - Roy Santos - La dimensión profética de una generación

Descargar

  

 

 

Reflexión

México - Israel 

Los días 29 y 30 de noviembre de 2017, se llevó a cabo en la Nueva York, la Asamblea de la ONU en la que se votó en contra de Israel de manera directa..., y en contra de los cristianos de manera indirecta, por tal motivo la Iglesia Cristiana debemos pronunciarnos al respecto, y no pretendo hablar a nombre de todos los cristianos, pero sí a nombre del Centro Cristiano Calacoaya y de todas las congregaciones de Comisión Centros Cristianos, por lo que hemos enviado un escrito al Presidente de la República, al Secretario de Relaciones Exteriores y a las Comisiones de Relaciones Exteriores del Senado de la República y de la Cámara de Diputados. 

Lo hacemos porque los cristianos merecemos respeto, por el bien de México y por amor a Israel

He aquí el texto:

Lic. Enrique Peña Nieto.

Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. 

Lic. Luis Videgaray Caso.

Secretario de Relaciones Exteriores.

P r e s e n t e s.

Reflexión sobre el voto emitido por México el día 29 de noviembre en la Asamblea de la ONU en contra de Israel.

El día Jueves, 29 de Noviembre, nuevamente México en unión, votó en contra de Israel en la Asamblea de la ONU, celebrada en Nueva York, cuando la Asamblea General declaró que “toda acción para imponer sus leyes, jurisdicción y administración en la Ciudad Santa de Jerusalem es ilegal y, por lo tanto, nula e inválida” y pidió “respeto, en palabras y en la práctica, al histórico status quo en los lugares sagrados, incluido Haram al-Sharif”, denominación árabe del Monte del Templo, lo cual ignora los lazos judíos con su capital eterna.

En este sentido, cabe mencionar que también se aprobaron otras cinco Declaraciones contra la única democracia real de Medio Oriente, incluidas condenas a la actividad de las poblaciones en la Margen Occidental y su presencia en las Alturas del Golán.

Ante tal situación, los Cristianos Evangélicos reflexionamos ante el voto emitido por el Gobierno a sus respectivos encargos, bajo las siguientes consideraciones:

En cuestión de Diplomacia, México ha manejado un doble discurso ante Israel, de amistad cuando se requiere su ayuda y cooperación, pero como enemigo en momentos claves como éste.

En cuestión del TLC, nuestros dos socios comerciales más importantes del mundo, apoyan a Israel y solamente México desentona con el voto de ellos, y no nos conviene bajo ninguna circunstancia, enemistarnos con estas dos Naciones.

En cuestión de Historia, México ha demostrado poco conocimiento y sensibilidad, ya que tanto la Arqueología, como muchos escritos de origen Egipcio, Babilónico, así como de Culturas del Medio Oriente, dan cuenta de que la Historia del Pueblo de Israel y su relación - conexión con Jerusalén, es un hecho real, comprobable y dan autenticidad a los relatos Bíblicos, tanto del Antiguo, como del Nuevo Testamento. Es como si la ONU quisiera borrar por decreto el vínculo entre el actual México y la Gran Tenochtitlán. Recordemos que los acontecimientos que relata la Biblia en los 4 Evangelios y que se llevan a cabo justamente en Jerusalén, marcaron una división en la Historia de la Humanidad, (a.C. = antes de Cristo y d.C. = después de Cristo), y es en función de ello, que hoy estamos en el año 2017.

En cuestión de Respeto, tanto al Pueblo Judío, como a la Iglesia Cristiana Evangélica (por no mencionar a todas las demás denominaciones que parten del Cristianismo en México y que somos mayoría), resulta ofensivo el emitir un voto que niega los vínculos históricos de Israel con Jerusalén, que son los que validan que sus leyes, jurisdicción y administración actuales, pues al desconocer ese vínculo, se le da al relato bíblico la calidad de leyenda o de fantasía, lo cual es ente doble desde la perspectiva musulmana, pero nunca desde la perspectiva judeocristiana.

En cuestión Espiritual, la Biblia declara en el Libro de Zacarías, Capítulo 12 “Haré que Jerusalén sea como una bebida embriagante que causa que las naciones vecinas se tambaleen cuando envíen a sus ejércitos para sitiar a Jerusalén y a Judá. En aquel día yo convertiré a Jerusalén en una roca inamovible. Todas las naciones se reunirán en contra Israel, por causa de Jerusalén, para tratar de moverla, pero sólo se herirán a sí mismas”. Y esto, sí nos debe causar reflexión e investigación profunda, por lo que les exhorto a incursionar en la Historia, y visualizar con detenimiento, qué cuanta nación o imperio ha pretendido destruir o golpear a Israel, no la ha pasado muy bien, y algunas incluso, han dejado de existir, o se han desintegrado, pues el Señor advierte que “Bendecirá a quienes bendigan a Israel, pero maldecirá a quienes lo maldigan”. Es así que los creyentes judeocristianos, anhelamos la bendición para México, no nuestra maldición.

En este orden de ideas, les invitamos para que nuestro Gobierno reflexione sobre estas consideraciones y emita a favor de Israel el voto que representa a México, y nunca más en su contra.

Atentamente

Gilberto Rocha Margáin

Pastor

Atizapán de Zaragoza, Estado de México a 5 de diciembre del año 2017.