Reflexión semanal 8 de Marzo de 2017


La mujer merece honor. 

 

Dios nos da una instrucción a los varones:

...

Vivan con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

 

Fue idea del Señor que las mujeres sean tratadas con dignidad y honor y hace una advertencia, quien no sepa tratar a la mujer, tendrá cerrado el acceso al cielo. 

 

Jesús así lo hizo, pues al resucitar, les concedió el honor de aparecérseles primero, antes incluso que a sus discípulos más allegados.  

 

En el matrimonio, Dios ordena al varón hacer feliz a su mujer y emplear sus esfuerzos en ello. 

 

Dios se preocupa por las mujeres en general y por las viudas en lo particular y les decía pasajes y capítulos enteros de la Biblia. 

 

Reconozcamos que mucho de lo que hoy es la familia, en la sociedad y aún en la Iglesia, es gracias al esfuerzo incansable de las mujeres, quienes con su trabajo, oraciones y persistencia han logrado construir y sacar adelante generaciones enteras. 

 

Mujer, Jesús es tu máximo aliado, defensor y protector, acércate a Él con toda la confianza que te ofrece quien te ama tanto, que en la cruz, quitó la separación que el machismo trato de poner entre el hombre y la mujer.

  • Visto: 647