Reflexión Por la Vida y la Familia

POR LA VIDA Y LA FAMILIA

 

A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia…

 

Así que por sentido común deberíamos elegir y defender la vida. 

 

Si entendiéramos esto, y pudiésemos llegar a la conclusión de que la muerte, bajo ninguna de sus formas, no es la solución a ningún problema….

 

En semanas anteriores, se aprobó la Constitución de la CDMX, por lo que ahora se le llama la Ciudad de las libertades, la Ciudad de los derechos, y pareciera que estamos compitiendo con otras ciudades del mundo para llegar a ser la número uno, como Ciudad de los excesos o Ciudad de los libertinajes. 

 

Curiosamente, si tú vives en la CDMX, tendrás muchos derechos, menos uno, el más elemental, a la vida, un derecho que deliberadamente se pasó de largo.

 

Por otro lado, la familia no se protege de ninguna manera, al contrario, cada vez se le hace más vulnerable.

 

Gobiernos federales, estatales y municipales de todo el país,. han presentado programas y propuestas para disminuir la delincuencia y la violencia, se ha hablado de miles de temas, incluso de invertir miles de millones de pesos en ello, pero ninguno de ellos contempla a la familia, pues en ella se gesta la sociedad, y si se destruye a la familia, destruiremos a nuestra amada nación.

 

El plan de Dios para nosotros consiste en bendecir a todas las familias de la tierra, pero parece que ese tema no es de interés toral en México.

 

En días pasados, se llevó a cabo el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia, con la participación de pastores, congresistas, activistas sociales, políticos y líderes de 18 naciones, incluyendo España. 

 

Algo interesante que se mencionó por la representación europea, es que mientras en Latinoamérica se está tratando de legalizar lo malo, ellos ya van de regreso, es decir, ahora están buscando la manera de revertir las leyes para que deje de ser legal lo malo, y que hace 40 años se legalizó, pues los frutos de aquellas decisiones fueron desastrosos en todos los sentidos.

 

No cabe dudas que vivimos en mundo que está de cabeza y a nosotros nos toca ser la luz.

 

Tú tienes en tu boca el mensaje que mucha gente necesita escuchar, háblales de Jesús. 

 

 

  • Visto: 371