Coronas el año.

 Señor, Tú coronas el año con tus bienes, Y tus nubes destilan grosura.

 

Es curioso ver que para el hombre de diferentes culturas, el calendario tiene inició en distintas fechas, para nosotros occidentales, esta noche, pero para judíos lo es en su mes de Tishrei, lo que para nosotros equivale a septiembre y octubre, los musulmanes tienen otra fecha, igual que los chinos. 

 

Eso no es problema para Dios, quien nos mira más allá del tiempo y de los calendarios, para Él lo mismo es el día que la noche, por eso mientras una parte del planeta duerme y la otra se encuentra activa, Jesucristo nos atiene a todos por igual. 

 

Lo importante es que para nosotros hoy aplica este verso, pues el Señor bendice el año con una copiosa cosecha; hasta los senderos más pisoteados desbordan de abundancia, cuando nos acercamos a Él y buscamos vivir en Su voluntad, no en la nuestra. 

 

Mi deseo para ti, es que durante el 2017, seas capaz de vivir en la perfecta voluntad de Dios, pues eso garantizará qué tengas bendiciones en abundancia y que por añadidura seas feliz. 

 

No culpes a Dios por tus errores, tampoco le reclames cuando alguien a quien amas, parta a Su presencia, ni cuando pases por diferentes pruebas o enfermedades, no tengas miedo, porque el Señor ha pagado tu rescate; te ha llamado por tu nombre; eres suyo. 

Cuando pases por aguas profundas, Él estará contigo. 

Cuando pases por ríos de dificultad, no te ahogarás. 

Cuando pases por el fuego de la opresión, no te quemarás; las llamas no te consumirán. 

Pues Jesús es el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador. 

 

Entonces al final del año podrás decir:  Eben-ezer: Hasta aquí nos ayudó el Señor.

  • Visto: 424